More

    Acusa Patricia Asaiain al magistrado Villegas Montes de intentar destruir su carrera en el Poder Judicial

    - Advertisement -

    Por: Sandra Dueñes Monárrez.

    Chihuahua, Chih., a 15 de junio del 2022.- La Jueza Décimo de lo Familiar, Patricia Asiain Hernández, acusó al magistrado Luis Villegas Montes de intimidación y presionarla a renunciar a su cargo, por lo que recurrió al Poder Judicial Federal a solicitar protección.

    Asimismo, la jueza responsabilizó a Villegas Montes de su seguridad argumentando que “no cederá a las presiones que este se encuentra llevando a cabo en su contra”, esto luego de que el pasado 11 de marzo personal sindicalizado del Gobierno del Estado, liderado por Arturo Rivas Vargas, interpusiera una queja en su contra por presunto acoso laboral, exigiendo públicamente al Consejo de la Judicatura y al titular de la unidad de asuntos internos del Consejo, mi destitución inmediata como Jueza.

    Por ese motivo, Asiain Hernández acudió ante la presidenta del Consejo de la Judicatura del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), Myriam Hernández, quien atendió las inconformidades del líder sindical, comprometiéndose públicamente a realizar una investigación interna respetando  el debido proceso.

    Las dos personas sindicalizadas que laboraban en el Juzgado y que generaron la movilización del Sindicato en mi contra, aunque nominalmente siguen adscritas al Juzgado Décimo Familiar por Audiencias, desde hace meses materialmente se encuentran laborando en otro lugar, una oficina administrativa, y han sido sustituidas en el Juzgado por otras personas, por instrucciones del Consejo de la Judicatura, comentó Asiain Hernández.

    A tres meses de estos hechos, no se me ha notificado de ninguna de las inconformidades sindicales, ni de investigación alguna al respecto.  Ahora bien, en los últimos días, el Consejero de la Judicatura, Magistrado Luis Villegas Montes, me ha hecho ofrecimientos para impulsar mi carrera profesional, a cambio de que deje mis funciones de Jueza, denunció.

    Este lunes le agradecí al Consejero su invitación a sumarme a sus esfuerzos por mejorar el Instituto de Justicia Alternativa y me ofrecí a colaborar en dicho proyecto, sin renunciar a mis funciones jurisdiccionales, que obtuve gracias a una convocatoria abierta que gané y que por más de tres años he venido desempeñado con profesionalismo, independencia, respeto y decoro, por lo que fui ratificada por el Consejo de la Judicatura el 5 de enero del año en curso, comentó la funcionaria del Poder Judicial.

    No obstante, ante mi negativa a renunciar, el Consejero Luis Villegas Montes procedió a agredirme, intimidarme y amenazarme, ofendiéndome y atentando en contra de la dignidad de mi investidura y mi servicio profesional de carrera, de mi dignidad como ser humano y mujer, por el abuso del poder de su jerarquía que tuvo en ese momento en mi contra. Delante de varias personas, el Consejero enfatizó que quedaré sin prestigio cuando el Consejo de la Judicatura acabe conmigo y me dejó en claro que de él dependen los procedimientos en mi contra.

    Me siento muy mal y temo por mi seguridad y por mi carrera judicial de dieciséis años, por que este Lunes, el Consejero claramente me hizo saber que mi carrera judicial y mi futuro están en sus manos, tanto para prosperar como para verme arruinada, y que es inútil lo que yo haga.

    Hago responsable al Consejero de la Judicatura Luis Villegas Montes, de cualquier ataque a mi seguridad, a mi integridad, a mi prestigio y al equipo de trabajo del que formo parte en el Juzgado Décimo de lo Familiar por Audiencias. 

    Al propio Secretario General del Tribunal Superior de Justicia, Fernando Mendoza Ruiz, le consta las presiones ejercidas en mi contra para que me retire de la función jurisdiccional. También hay testigos de las faltas de respeto y de las amenazas de acabar conmigo. 

    Pido respetuosamente que se investigue a fondo, con imparcialidad, profesionalismo y diligencia, los actos abusivos de poder, de intimidación y de acoso laboral en mi contra, para que se deslinden las responsabilidades de toda índole que correspondan en las instancias pertinentes. 

    Mientras tanto, he encontrado en la Justicia Federal garantías de protección para el personal del Juzgado Décimo Familiar por Audiencias, incluyéndome, ante los actos de intimidación del Sindicato, para que no interrumpan el trabajo del juzgado.

    Chihuahua se merece una judicatura independiente, con un servicio profesional de carrera en que se brinde respeto y dignidad a cada servidor público, con un trato a la altura de la confianza de imparcialidad y objetividad que en la impartición de Justicia deposita la Ciudadanía.

    - Advertisement -

    Artículos recientes

    Artículos relacionados

    spot_imgspot_img