More

    Los abrazos ya no, nos alcanzan para cubrir los balazos: Padre “Pato”

    - Advertisement -

    Por: Sandra Dueñes Monárrez.

    Chihuahua, Chih., a 25 de junio del 2022.- Durante la misa de cuerpo presente de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín César Mora Salazar, el activista y padre Javier “El Pato” Ávila habló fuerte y claro no solo por sus hermanos asesinados en manos del líder criminal José Noriel Portillo Gil “El Chueco”, sino por todas las miles de víctimas y desplazados por la violencia en México y aseguró que, “los abrazos ya no, nos alcanzan para cubrir los balazos”.

    “Presidente López Obrador revise su proyecto de seguridad pública, porque no vamos bien y esto es un clamor popular, este evento lamentable, no es aislado en nuestro país, invadido por la violencia y la impunidad”, pidió el padre “Pato”.

    Destacó que, recientemente, el papa Francisco acaba de lamentar el asesinato de estos dos sacerdotes y de Pedro Palma, cuestionando “cuantos asesinatos en México”.

    “Nuestro tono es pácifico, pero alto y claro, invitando que las acciones de Gobierno finalmente acaben con la impunidad imperante en nuestra sociedad, son miles de dolientes sin voz que claman justicia”, enfátizó el sacerdote jesuita.

    Acompañado de feligreses y de sacerdotes de la Diócesis de Chihuahua encabezados por el arzobispo Constancio Miranda Weckmann, el sacerdote y activista aprovecho para agradecer la presencia de los grupos de familias que se sumaron a la ceremonia religiosa de cuerpo presente de sus hermanos Jesuitas Joaquín y Javier.

    Destacó que, son precisamente las familias de desaparecidos y de víctimas de la violencia quienes “mantienen vivo el dolor de tantos hechos inhumanos que brincan por todas partes a los cuales los sistemas le apuestan al olvido, pero nosotros le apostamos a la memoria porque como dice Mario Benedetti; el olvido esta lleno de memoria”.

    Es de esta forma que el sacerdote, instó al pueblo de Chihuahua a seguir manteniendo viva la memoria en este ambiente de dolor que hace patente la vergonzoza impunidad que arropa a todo el país.

    Y aseguró que, los jesuitas no abandonarán la misión, mucho menos el servicio a la gente y que con la ayuda de sus superiores seguirán caminando por los agrestes caminos de las entrañas de la Sierra Tarahumara, “porque la muerte no va a triunfar sobre la vida, sabemos perdonar y perdonamos porque poseemos la alegría y la paz que el espíritu infunde en nuestros corazones”, concluyó Javier “El Pato” Ávila.

    - Advertisement -

    Artículos recientes

    Artículos relacionados

    spot_imgspot_img